Contacta con nosotros en el 945 21 41 21

ERTES, FUERZA MAYOR TOTAL Y PARCIAL, ETOP Y MANTENIMIENTO DE EMPLEO – Circular Informativa 9-2020

ERTES, FUERZA MAYOR TOTAL Y PARCIAL, ETOP Y MANTENIMIENTO DE EMPLEO – Circular Informativa 9-2020

ACLARACIÓN FUNDAMENTAL DE PARTIDA: las empresas tomamos decisiones contando con un grado de incertidumbre respecto de la futura interpretación de las Inspecciones (laborales, en este caso) y la palabra final la tienen los diferentes Tribunales de Justicia. Esa incertidumbre la sufrimos con normas legisladas con calma y que llevan años en el ordenamiento jurídico. En la acelerada promulgación de normas actual motivada por el Covid-19, jugamos en un terreno mucho más arriesgado y resulta básico trabajar muy duro y mantener una vigilancia máxima de cada norma y de las interpretaciones de los expertos. Entre los catedráticos y profesionales más rutilantes no existen opiniones unánimes. Esta pasada semana, nos ha pasado en jornadas de formación que el experto del curso de la mañana opinaba una cosa y el de la tarde otra diferente. Entra dentro de lo esperable, cuando de estos temas se ha legislado más en 8 semanas que en los anteriores 40 años.

 

  • ERTE: EXPEDIENTE DE REGULACIÓN TEMPORAL DE EMPLEO

Hablamos de una suspensión del contrato de trabajo. O una reducción de los días o la jornada de trabajo de algunos o todos los trabajadores (la reducción puede oscilar entre un mínimo de un 10% y un máximo del 70%). En varias empresas hemos combinado una suspensión de algunos contratos con una reducción para otros trabajadores.

 

  • ERTES POR CAUSA DE FUERZA MAYOR Y ERTES POR CAUSAS ETOP

La inédita situación de pandemia y las medidas de confinamiento, cierre forzoso de actividades, restricciones a la movilidad, faltas de suministros y el severo riesgo para nuestra salud justificaron la aplicación de ERTES de fuerza mayor en base a la pérdida total (o con muy grave afectación). Por poner los ejemplos más comunes de sectores afectados estas semanas: hostelería, gimnasios, peluquerías, empresas industriales sin suministros para poder trabajar en sus cadenas de producción.

ERTE por causas ETOP (económicas, técnicas, organizativas o de producción) se han producido con frecuencia relacionadas con el COVID-19, con frecuencia por un parón en la demanda de “mis productos o servicios”. Aquí podríamos incluir la inmensa mayoría de actividades “no cerradas”, porque casi todas las empresas han visto menguada su actividad.

Idea importante: el Real Decreto-ley 18/2020 de 12 de mayo establece que la tramitación de los ERTE ETOP se puede gestar durante la vigencia del ERTE POR CAUSA DE FUERZA MAYOR y el ERTE ETOP comenzará a aplicarse cuando finalice el ERTE DE F. MAYOR. Muy lógico, puesto que cuando bastantes actividades se vayan retomando, el % de actividad distará mucho del que tenían las empresas antes de la pandemia.

 

  • ERTES POR CAUSA DE FUERZA MAYOR TOTAL VERSUS PARCIAL

 Concepto muy transcendente, sobre el que no hay unanimidad interpretativa. Aquellas empresas o entidades que puedan recuperar parcialmente su actividad, se considerarán en situación de fuerza mayor parcial derivada del COVID-19. Estas empresas y entidades deberán proceder a reincorporar a los trabajadores afectados, en la medida necesaria para el desarrollo de la actividad, primando los ajustes en términos de reducción de jornada. Es decir, entendemos que…

…puede pedirnos la Circular completa…

…puede pedirnos la Circular completa…